Expo Arte +30 Latinoamérica: Artista Jaime Kafati

Ganadores 2022

JAIME KAFATI

Artista Plástico

Entrevista por @tamarabruzoni


Jaime Kafati - Sus pinturas generalmente envuelven la figura humana. "Yo pienso que la figura nos presenta a los artistas con un desafío intelectual, que nos obliga a entender y a analizar la anatomía. Mis retratos y figuras entonces se prestan a mis pinturas alegóricas que hablan de la condición humana."

"La mayoría de mis obras son temas basados en mis experiencias y vistas particulares, llenas de simbología que te permiten examinar y así tú, el espectador, prescribes tu opinión personal. En muchas ocasiones mis pinturas palpan temas clásicos, y entre mis lienzos empleo modelos que representan nuestra comunidad global. Protagonistas y ciudadanos de este planeta."

Iniciamos una charla sobre actualidad del arte en la vida del artista en esta que, para TP&GO! Magazine Digital, es la segunda entrevista de encuentro con el artista.


"[...] Para mí, el arte es una necesidad, una obsesión. Cuando llegué a los EEUU tuve la oportunidad de realizar diferentes trabajos, lo cual agradezco profundamente. Aún así, para mí, el arte es mi terapia y desahogo impulsivo.

Realizo retratos, y obras comisionadas. Siempre estoy trabajando en más de una pintura, y mientras tanto sigo estudiando el arte. Independientemente a que mis técnicas son autodidactas, cuando descubro un adelanto lo comparto con quienquiera sea que me esté escuchando a través de las redes sociales. El arte es un medio donde expreso ideas e historias de experiencias personales, o de personas que he conocido en mis caminos. Muchas veces, esas obras están disponibles para quienes quieran comprarlas a través de galerías virtuales, donde también ofrezco impresiones de las mismas. Su origen motivacional reside en la expresión manifiesta en aquellas ideas." Jaime Kafati

• Obra: Eva y la Serpiente| Artista Jaime Kafati | Óleo sobre lienzo | 152,4x101,6cm | 2022 | Disponible USD 5850

Esta obra es basada en un tema clásico, con un simbolismo moderno. La figura de Eva fue inspirada por el poema del escritor Venezolano, Andrés Eloy Blanco, Píntame Angelitos Negros, reconocido como el himno contra la discriminación racial. Un tema el cual aun no se escapa la humanidad. En esta pintura, el espectador se encuentra frente a la madre de la humanidad, Eva, en toda su desnudez. Mientras explora la obra, verá la fruta prohibida y las cerezas representando las almas de Adán y Eva. En ese preciso instante, sus ojos buscarán en el lienzo a la serpiente ausente. Esa ausencia nos representa a todos nosotros. Como la serpiente, seremos los eternos e inquietos pecadores.

✪ En el caso de los retratos existe un gran desafío técnico en la representación y que el resultado sea a gusto del cliente. ¿Cuál es el desafío en el caso de las obras en las cuales como artista debes elegir un criterio que conecte al receptor con el diálogo de la obra? ¿Cómo es el receptor construido de sus obras?

Los retratos representan un desafío para todo artista. Mi desafío es mantener al receptor de la obra. En el caso de obras por comisión, incluyo una mantenida conversación, envío fotos del progreso de la pintura, y acepto críticas constructivas. Mi deseo es que el cliente este satisfecho con el producto final. 

Las obras siempre comienzan por ideas. Esos “filtros”, a veces, aparecen despertándome a las tres de la mañana. Para ello tengo una libreta con dibujos sketch. En cada hoja pueden aparecer hasta 30 o 40 dibujitos diferentes con ideas que terminan en una obra grande. Del último tiempo, lo que me ha encantado los medios digitales, como esta revista TP&GO! Magazine Digital y Garcés Gallery, y el trabajo que realizan. Gracias a ello, ahora en mi Instagram tengo seguidores de múltiples países. Desde África, países como Nigeria, Sudamérica, o Palestina en Medio Oriente, o de Emiratos Árabes.


Hasta la Embajada de Palestina en El Salvador, recientemente me envió un amable mensaje acerca de un video titulado Bisabuela. Esos pequeños detalles de un público tan diverso valoran mi arte, y me provocan a seguir adelante.

-

Obra: "Lucas 23:42” (The Weeping Sicario)" | Autor: Jaime Kafati | 60.96x50.80cm | óleo sobre lienzo | 2020 | Disponible $4850.00 USD

Síntesis Conceptual: Esta obra es mi versión moderna del buen ladrón. Es su historia de redención. Cuando ejecuté esta pintura, utilicé un modelo profesional, solamente agregue los tatuajes para servir como contexto alegórico. Estos tatuajes son mi compilación personal de docenas de personajes que entrevisté y fotografié tras los años en los EEUU y el exterior. Miembros de bandas criminales, aquellos quienes la sociedad más bien opta tener fuera de la vista y fuera de mente. y entre las matas, conocí más de uno que, después de pagar su deuda, encontró la redención, y decidió reinventar su historia. 

-


✪ Uno de los temas que se aparecen en discusión actual, es justamente este de la adecuación en tiempos de pandemia sobre la comunicación y los nuevos caminos. Uno de los grandes cambios del último tiempo es que la información históricamente fue de tipo vertical. Es decir, desde manos hegemónicas de poder hasta la población. Hoy esto se abrió en las sociedades modernas u occidentalizas. Sin embargo, aún quedan sociedades que mantiene ese tipo de filtros. Siguiendo esta línea de pensamientos ¿Cómo te encuentras en el rol de comunicador en el medio del arte contemporáneo? ¿Se debe tomar partido o posición al hacerlo?

Trato de ser especialmente sensible a todas las comunidades. Por ejemplo, cuando hablo de las injusticias en Palestina, reconozco que hay allí muchas familias judías que viven en Cisjordania y en el moderno Tel-Aviv, y son la una nueva generación de judíos que vocalizan la desigualdad, injusticia e impunidad impuesta a la comunidad palestina.

Por ello, si mis obras hablan contra la expansión ilegal en Cisjordania bajo la ley internacional, es contra un gobierno hegemónico que por décadas ha controlado la narración de un pueblo palestino. Por ello, no pinto a todos, ni a ningún grupo con la misma brocha. Yo estoy convencido que al final del día todo ser humano busca y lucha por el bienestar de su familia, su gente. Debemos tener esa sensibilidad. Es difícil captar la atención de una audiencia amplificada, pero también es importante no ser parcial para respetar a quien está del otro lado e influenciar con hechos y sinceridad.  

✪ ¿De qué manera consideras que el arte podría ingresar a la (mítica) “caverna de Platón” para brindar nuevas luces a ciertos sectores de la sociedad?

En principio, considero que el arte sirve a toda la humanidad. Con ese propósito, puede llegar a personas que están en estos sitios cerrados con ojeras, tratando de extender la mano, y tratar de alcanzar personas en esos grupos que tienen esa sensibilidad, el sentido común, y talvez ellos podrán extender ese mensaje a otros y dar cuenta de que hay mucho sufrimiento en el mundo y en diferentes comunidades.

El sistema de medios digitales nos ha abierto los ojos a través de poder acceder a noticias de diferentes países, o informes y documentales de diferentes equipos técnicos que otorgan puntos de vista que ya no son monopólicos. En mi caso particular, veo noticias de diferentes países, desde Medio Oriente, Europa, Asia y Sudamérica, escucho diferentes temas y circunstancias. A través de ellos, intento formar mi propia opinión, y desde mi propia experiencia personal y la de mis familiares.

La diáspora palestina se reconoce en el año 1948, pero el conflicto comenzó mucho tiempo antes. Se sitúa al final del Imperio Otomano, cuando mis abuelos se escaparon al final de los 1920s. Muchas personas de descendencia árabe, palestinos, libaneses, etc. llegaron a Latinoamérica buscando la paz. Al principio, no fueron bienvenidos en aquel tiempo. La iglesia católica tenía cierto control dado el temor a un posible un expansionismo del islam o incluso del budismo. Había carteles con inscripciones como “No se aceptan chinos”, o “no se aceptan turcos”. Nos llamaban turcos a todos porque en aquel tiempo muchos venían con pasaportes turcos.

Aquello quedó plasmado. Con el tiempo, todos comenzamos a ser parte del tejido social latinoamericano. Aquí en E.E.U.U, donde resido actualmente, existen grupos que mantienen una visión parcial. No me refiero a banderas políticas específicas, sino al gesto de no ver el sufrimiento que existe alrededor. Por ello, el motivo de mis obras es poder llegar a alguien que pueda escuchar el llamado, entender y sensibilizarse – ojalá con llegada a grupos de poder -, y que se pueda hacer algo por aquellos grupos de personas que continúan sufriendo.

✪ ¿Cuál es el país de origen de tu familia?

Mis abuelos nacieron en Palestina. Mi abuelo paterno dejó Palestina a los ocho años con sus tíos entre 1927 y 1929. Llegó a Honduras y tuvo que hacer su vida adulta desde los trece años, nunca más volvió a ver a sus padres. Por otro lado, mi abuelo materno también era de Palestina. Después de la primera Guerra Mundial, los imperios ganadores de Inglaterra, Francia Y Rusia se repartieron los territorios del imperio otomano.

Fue la declaración de Balfour, que declaró la formación de un estado judío en Palestina. (NDR: La Declaración Balfour (2 de noviembre de 1917) fue una manifestación formal pública del gobierno británico durante la Primera Guerra Mundial, para anunciar su apoyo al establecimiento de un «hogar nacional» para el pueblo judío en la región de Palestina, que en ese entonces formaba parte del Imperio otomano.)

En 1919, se formó el 1er Congreso Árabe de Palestina, compuesto de palestinos musulmanes y cristianos, con el propósito de independizar Palestina. Todo esto contribuyó a los disturbios de 1929, donde mi abuelo perdió a diez de sus hermanos. Mi abuelo, fue uno de cuatro hermanos que llegaron a El Salvador para recomenzar sus vidas. Mi abuelo nunca más habló de ello, ahora mis pinceles reviven su historia para las próximas generaciones.

Obra: "Abue (Grammy)" | Autor: Jaime Kafati | 50,8x40,64cm | óleo sobre lienzo | 2021 | (Colección Privada)

Retrato de la mujer más fuerte que he conocido. Ella es el incalculable ejemplo de madre, abuela, y mi mejor amiga por más de 35 años: mi esposa René. Voluntaria en varios ministerios de su iglesia, y ayudando a quienes más lo necesitan. Los golpes de la vida no la han detenido, ni el cansancio, ni el mal, su corazón humilde, alentador, siempre lleno de ternura para sus hijos y nietos. Sus labios siempre brindan una bondadosa sonrisa para todos.

Obra: "Afuera del Paraíso" | Autor: Jaime Kafati | 38,1 x 76,2 cm | óleo sobre lienzo | 2022 | Disponible $2170.00 USD

Esta pintura presenta metafóricamente a Adán y Eva en un mundo distinto, un mundo nuevo. Ya sea que lo veas bueno o malo, no es el mismo de ayer, y no lo volverá a ser lo que fue. Alrededor de la pareja los restos de la pandemia: guantes y toallas de papel usados junto a los productos de limpieza regados por el piso y acompañados por ese daño psicológico y fisiológico imborrable que se esconde en la oscuridad.

¿Cómo fue que migraron a Estados Unidos?

Actualmente estoy en Denver, Colorado. Llegamos aquí en 1978 cuando el conflicto político obligó a mi padre buscar una vida mejor. Yo tenía 15 años cuando llegamos a este país. Vivimos por un tiempo en una casa mis padres y seis hijos, mis tíos y doce primos. Estamos muy agradecidos a las oportunidades que nos ha brindado este país. Así y todo, hemos tenido muchas batallas aquí porque no todos estaban contentos de ser nuestros vecinos. Aun así, a los diecisiete años tenía un espíritu rebelde en aquel momento. Mi papá me propuso ingresar al servicio militar, y obtuve la estructura que necesitaba. 

La temática de tus obras es sensible, pero también genuinamente elegida ¿Cómo funciona en ellas el arte como instrumento de la memoria colectiva?

Bien, su funcionamiento es dual. Por un lado, es una memoria individual porque hablan de personas que he conocido. Por otro lado, funciona como memoria colectiva.

Por mi trabajo, he tenido la posibilidad de conocer relatos e historias de personas que, podría decirse, formaban parte de bandos contrarios. Aquellas historias han sido muy fuertes. He visto imágenes y he escuchados relatos que, aunque ahora me dedico al arte, aún me despiertan por las noches porque detrás de cada una de ellas ha habido una persona real o un ser humano verdadero que los ha vivido. Es impresionante conocer las historias y como luchan muchos para poder llegar a este país. De los que lo han logrado, y también de quienes no. Quiero decir que, he visto lo mejor de la humanidad, pero también he visto lo peor. Eso es lo que expreso en mis lienzos.

Denver es una ciudad grande. ¿Has tenido la oportunidad de trabajar con organizaciones relacionadas con Derechos Humanos?

Sí. Durante mi carrera pasada, dirigí y participé en grupos dedicados a reducir pandillas y el crimen de menores de edad, y también a reconocer circunstancias que a veces obligan a menores a cometer delito. Por medio de esta participación la organización ofrece recursos, alojamiento si es necesario, empleo, y talleres que los incorporaran en la comunidad. Al mismo tiempo, hemos creado asociaciones con diferentes organizaciones, algunas basadas en grupos de fe y otras gubernamentales, para educar a nuestros empleados y oficiales porqué es importante que todos estén en la misma nota de musical. Es decir, avanzando hacia la misma meta.

El Gobierno Federal ofrece informativos no sólo para el público general, sino también para oficiales. Es una manera de construir y que permite que se puedan identificar a víctimas de victimarios del tráfico humano a través de las leyes, sobre todo para personas de Latinoamérica. Hay muchos casos ilegales, de corrupción, de secuestros y maltrato de personas. Es una historia muy triste, porque al ingresar de manera ilegal, son víctimas que no tienen voz. Nosotros intentamos comunicarnos con esas personas para que puedan reportar esos casos y recibir recursos disponibles.

¿Qué tipo de ayuda pueden recibir las víctimas una vez identificadas?

Los victimarios son capturados, y son materia de la fiscalía. Las víctimas no tienen causas criminales y se les ofrece recursos sociales que los puedan ayudar. Hay ferias y exposiciones en diferentes momentos del año donde se crean espacios para compartir una comunicación abierta y que las personas pueden socializar de manera segura. Se invita al público para este encuentro. Es una actividad que he realizado en los últimos diez años en Denver.

¿Sentís que el arte ha creado un espacio para vos como comunicador para estos propósitos?

¡Sí! Me encanta y disfruto mucho mi trabajo como retratista. Además, tengo un cuaderno con muchas ideas que quiero plasmar respecto a este tipo de temática. Está titulado Próximas obras y es una lista enorme. A veces, a las tres de la mañana aparece una gran idea y cuando vuelvo a verla ya no me resulta tan grandiosa. Me pregunto: ¿En qué estaba pensando? Pero, todas y cada una de ellas están allí por un periodo.Realizo estudios de arte en una colectiva de una ciudad cercana que se llama Washington Heights Art Center.

Es un centro de arte donde, por 12 dólares cada jueves, puedes trabajar con modelos en vivo. Son muchos artistas los que se reúnen, por lo cual es un buen trato tanto para los modelos como para nosotros. Las sesiones duran tres horas. Se puede socializar con otros artistas, hablar de arte, y hacer trabajos con gestos, con carbonilla, pinceles. Afortunadamente, es un espacio que ha crecido mucho después de la pandemia de COVID. Trabajar con modelos en vivo te da la oportunidad de mejorar tus habilidades como artista plástico. 

¿Pensaste alguna vez en ser generador de encuentros de arte de este tipo o en dar clases?

Siempre me gusta compartir tiempo con otros artistas. Aprecio el intercambio, el ir a exhibiciones o incluso visitar estudios de otros artistas. Hace muchos años cuando era estudiante deseé ser un maestro de arte, pero ahora, eso limitaría mi tiempo en mi estudio. Después de la pandemia, me convertí en un recluso. Ahora prefiero la solitud de mi estudio, mi música y disfrutar de ello. Salgo si es necesario. Cuando pinto es como entrar en un trance y me llena de paz. 

¿Qué música prefieres para esos trances?

Me gusta toda la música. ¡Hasta escucho tangos! Conozco la música de Carlos Gardel. A mis abuelos les gustaba, y también los escucho. Pero depende a veces de la energía que necesite. Cuando necesito mucha energía para un lienzo grande pongo merengue o salsa y me mantiene en movimiento mientras pinto.

Mmmm… ¡No podría imaginarte pintando “No hay reyes en el infierno” con un merengue de fondo!

Obra: "No hay reyes en el infierno" | Autor: Jaime Kafati | 144,7 x 137,1 cm | óleo sobre lienzo | 2021 | Disponible $10.600 USD

El año 2021 marcó los 700 años de vida de La Divina Comedia del poeta Italiano Dante Alighieri. Al mismo tiempo, el mundo inició el cierre de uno de los períodos más difíciles de este nuevo siglo. Así fue mi deseo crear una obra inspirada por el poeta y la visión de la hermana Lucia de Fátima. Cuando comencé esta obra en el 2021, el proceso inició como una terapia. Quise sacar toda esas divisiones, enfados, frustraciones e incertidumbre con los cuales hemos convivido durante esa época y estamparlos contra un lienzo. Tras los meses, mientras ejecutaba esta pintura, mi furor se convirtió en una satisfacción, un tremendo desahogo mental. Fue asi, que mi pintura condena al virus de Covid y a los traidores de la humanidad. Aquellos gobernantes parte de ese puñado de individuales que afectan y han afectado negativamente a millones de vidas por todo este mundo. A todos ellos y muchos más, me satisface verlos de vacaciones en el noveno círculo. Negación de responsabilidad, a pesar de no haber visitado el noveno circulo todavía, quisiera aclarar que los personajes en esta pintura son el producto de mi imaginación, cualquier parecido a personas vivas o muertas es pura coincidencia. 

La obra “No hay reyes en el infierno” comenzó con música clásica de Antonin Dvorak. 

(NDR: La Sinfonía n.º 9 en mi menor, Op. 95 (1893), también conocida como Sinfonía del Nuevo Mundo (en checo, Novosvětská o Z Nového světa), es posiblemente la sinfonía más conocida de Antonín Dvořák. Fue compuesta en 1893 durante la estancia del compositor en Estados Unidos.) - Click aquí para escuchar

Fue un desahogo. No solo por el COVID, sino por cuestiones que transcurrieron. Toda esa rabia, y esa división que había en la humanidad, sus gobernantes. Me dije: “Tomaré todo lo malo para enviarlo al noveno círculo del infierno!” Al final fueron seis meses de trabajo en aquella pintura. Con mucho entusiasmo me despertaba y pensaba a quién iba a enviar al infierno esta vez.

Cuando la ví, me hizo acordar a El Jardín de las delicias y pensé: ¡Qué buena catarsis!

Me inspiró leer la Divina Comedia de Dante, y muy cierto me ayudo a purgar lo negativo.

También pensé en Fausto!

¡Sí! Me gusta Fausto por el compositor francés Gounod, pero prefiero las óperas italianas porque tienen mucho material para bucear, como Verdi y Puccini. 

¿Qué reflexión te gustaría compartirnos sobre la obra Simón observando?

NDR: Simón de Cirene, según los evangelios de Marcos, Mateo y Lucas, también conocido como El Cirineo, fue la persona encargada de ayudar a Jesús a cargar con la cruz en el día de su crucifixión y muerte.

En mi cuadro, Simón está a punto de ser solicitado para cargar la cruz pero en un contexto de ciudad moderna en la que puede verse una multitud con gente perteneciente a esferas de derecha y de izquierda, aunque cada uno sumido en su propio mundo. También están los celulares, las banderas, etc. Representa a la sociedad actual. A la sociedad a la que le gusta opinar cuando frente a ellos puede estar Jesús desangrándose y se mantienen ajenos. La obra indaga al espectador sobre qué posición tomaría en esa situación. Cada uno tiene sus propias intenciones y se ocupa de lo suyo. Como figura central elegí a Simón de Cirene en la piel de una persona negra. No solo representa a los afroamericanos, sino también a la lucha que han debido vivir en todo el mundo y país al que han llegado. A esta figura que ocupa el lugar del centro de la escena se le pide que haga “algo más”. Su vestimenta representa la lucha que mantiene, la batalla en la que se encuentra por prejuicios y desafíos que debe pasar. La obra representa un llamado de atención para la humanidad, para todos.

Obra: "Simón observando" | Autor: Jaime Kafati | 91,44x121,92cm | óleo sobre lienzo | 2019 | Disponible $10.500 USD

"¿Dónde estamos?

¿Cómo nos vemos a nosotros mismos en la escena social?

¿Cuál es nuestro propósito?

Todas las personas tienen un propósito.

Caso contrario, como sociedad, caminaríamos sin sentido."

Jaime Kafati


Jaime Kafati es una persona que se abre a las charlas con una sonrisa genuina. Continuamos hablando y compartimos opinión sobre la importancia que tiene el aprendizaje y el conocimiento conciente.

Es importante establecer el respeto por la diversidad. Tengo amistades de diferentes religiones a quienes aprecio por igual.

✪ Algunas de tus obras no podrían explicarse tan sencillamente si nos basáramos en la riqueza de contenido que poseen con referencia a muchos elementos y datos que forman parte de diferentes y complejas historias. ¿Cuál sería el mensaje que te gustaría que llegue a los hijos de tus nietos dentro de 50 o 70 años?

(NDR: Jaime es abuelo de nietos de 5 años, 2 años y una pequeña de 7 meses).

Que su abuelo fue una persona que amó el arte y se expresó con él. Hice muchos trabajos, usé un montón de sombreros, pero el arte fue mi verdadero amor, mi llamado.

Pinto desde la infancia. Mi esposa pinta conmigo. Tengo pinturas como “Reyes…” que cuando vienen visitas de nietos al estudio tengo que cubrir. Ahora que está terminada vive cubierta, pero en el sótano… (comenta entre risas). A mi nieta le encanta el arte. Juntos pensamos ideas y hacemos ejercicios artísticos como juegos con pinturas. Le hago elegir colores y los mezclamos divertidos. Una vez vinieron amigos a mi estudio y al ver unos lienzos me comentaron: “¿Sabés? De tus abstractos, estos son los mejores…” Definitivamente: ¡Mis nietos son mis artistas favoritos!

Premiación de obras de Jaime Kafati en Expo Arte+30 Latinoamérica

Invítale un café a Tamara!

  • ATENCIÓN! Además de su pasión por el arte, los autores aquí presentes son amantes del café. Sus propuestas publicadas son ad honorem, pero si te ha gustado su trabajo tienes la opción de invitarlo con un café desde el enlace que encontrarás al final de cada artículo. También, agradecerán que difundas sus trabajos en tus redes sociales o que lo recomiendes para trabajos independientes con artistas que lo necesiten ♥


Invita un café a @tamarabruzoni haciendo click aquí:

Desde Argentina - Mercado Pago - : Click aquí

Desde otro país - Paypal - : Click aquí


Leer artículos sobre arte en TP&GO! Magazine Digital

Evento exclusivo: ETRA EN ADOM | ARTE EN MODA 2022

1° Edición en Buenos Aires