Expo Arte +30 Latinoamérica: Artista Rubén Calvopiña

Ganadores 2022

Rubén Calvopiña

Artista Plástico

Entrevista por @tamarabruzoni


 Rubén Calvopiña - el artista quiteño - Quito, Ecuador- se manifiesta en la actualidad con una sólida madurez en su obra plástica pictórica que se ha sostenido con convicciones a lo largo del tiempo. Tras diversas vivencias, en diferentes lugares de su país querido, ha ido nutriendo de elementos la configuración de una fina labor estética con estilo propio que ronda entre un estilo abstracto y surrealista poblado de criaturas maravillosas.

Mantenemos a la distancia, desde Buenos Aires, Argentina hacia la capital ecuatoriana, una charla de asombrosa alegría que connota el genio que habita en este artista reconocido por grandes literatos internacionales y que ha sido uno de los precursores de la histórica exposición de arte a cielo abierto del Parque Ejido en Quito.

Parque El Ejido

Uno de los parques de referencia de la ciudad de Quito es el Parque El Ejido. Se encuentra en la avenida Patria y 6 de diciembre, cerca del museo Nacional de Quito. Este tradicional parque incluye entre sus actividades: la biblioteca, el mercado artesanal y la galería de arte. Durante los fines de semana los artistas exponen sus obras para ser vistas o adquiridas por los alegres visitantes del centro histórico de la ciudad.

Alberga vegetación nativa de la región, árboles y elementos ornamentales como fuentes y senderos para pasear o disfrutar en bicicleta. Además de la exposición de artistas plásticos se pueden encontrar hermosas manufacturas y productos locales tradicionales como souvenirs, textiles y joyería en plata.

No puedes perderte la tradicional foto con la Puerta de La Circasiana, construida en 1908 por Luis Antonio Mideros. Posee arquitectura de estilo neoclásica y casi 8 metros de altura.


  • Obra: "Designio" | Autor Rubén Calvopiña | óleo sobre tela | 120x120cm | Disponible USD 5.000


Desde hace años me dedico a ofrecer mis obras en el Parque del Ejido. Soy uno de los fundadores de la Feria de arte y cultura. Es un sitio hermoso de amigos donde se comparte la cultura con los visitantes del lugar. También he viajado a Guayaquil y Cuenca para exponer en aquellas ciudades con otros pintores. Hemos recorrido el país juntos. La pandemia ha marcado una diferencia en nuestro modo de vida porque las actividades cesaron por mucho tiempo. Sin embargo, nunca he dejado de trabajar con y para el arte.

¿Cómo han sido tus inicios con el arte?

Ha sido un camino largo. En mis 16 años mi pasión era el fútbol. No había terminado el colegio, pero, ¡era el mejor futbolista del barrio La Vicentina en Quito! Jugué también en un equipo que hoy es parte de la Liga Universitaria en la pre-juvenil y juvenil.

Por temas políticos debí esperar dos años para conseguir un pase. No iba al colegio, pero si iba a entrenar religiosamente. Mi padre tenía una tienda, y estaban tan ocupados con el tema y confiados que pude evadir en ese momento las obligaciones con ayuda de mis hermanos. Ellos siempre me aconsejaron de hacer las cosas bien, hasta que tuve que confesar que había perdido el año.

Sin embargo, para ese tiempo ya había conseguido mi primer trabajo en una gráfica de publicidad. Calaba las letras que los dibujantes luego terminaban con la pintura.


  • Obra: "Añoranzas" | Autor Rubén Calvopiña | óleo sobre tela | 120x120cm | Disponible USD 5.000



Había días en los cuales no abundaba el trabajo. Me hice amigo de un señor que era todo un artista con un esfero. Aprendí a dibujar sentándome a su lado. Me enseñó a dibujar y a crear sombras. En aquel momento, era gracioso porque le regalaba algunas flores dibujadas por mi maestro a algunas enamoradas de aquel entonces. Ellas, sorprendidas por “mi” don, me decían que era bueno y debía dedicarme a ello. Finalmente, me tocó a la fuerza perfeccionarme con la técnica. Luego de dos años, logré terminar el colegio. También allí encontré a dos grandes amigos: un pintor de óleo y un especialista en marcos para cuadros. Teníamos el equipo completo, aunque mi madre decía que éramos unos vagos. Con ellos aprendí a pintar y seguimos siendo amigos después de muchos años: Carlos Carrillo y Adalberto Obando. Adalberto me introdujo al óleo y al mundo del color. Me enseñó a templar telas, armar bastidores y a mezclar los colores. Él es de San Gabriel, al norte de Ecuador. Es una ciudad muy conocida por especializarse en esculturas. Fuimos juntos quienes comenzamos a exponer en la Feria de El Ejido en sus inicios. Yo tenía unos 23 años en aquel entonces, y hasta la pandemia hemos continuado con esa actividad.


La Casa de la Cultura, junto a su director de aquel entonces nos impulsó en la iniciativa de exponer en la plaza. Fue muy claro en su condición de que los cuadros fueran originales en nuestras creaciones. No podíamos, bajo ningún concepto, emular obras de otros autores. A mí me gustaba mucho Salvador Dalí, pero nunca copié un cuadro de él. Era importante mantener la ideología y defender un estilo propio. Además, la otra condición importante era que, nosotros mismos, los autores debíamos ser quienes nos encargáramos de exponer y vender las obras directo al público. Fue un suceso tal, que con el tiempo se fueron incorporando muchos artistas.

¡Inauguraron un "Montmartre local" en El Ejido! ¿Cómo continuó el proyecto?

Hubo un problema. La feria de había hecho muy famosa y venían visitantes del país como así también extranjeros. Con el tiempo los artistas empezaron a ver el negocio y, cuando un tema tenía éxito en las ventas, todos comenzaban a copiar los modelos. Si se vendían cuadros de caballos, a los días siguientes todos exponían temas de caballos. Otras veces, no venían los artistas en persona, sino que enviaban a terceros a mantenerse en la feria. Esto fue desvirtuando la esencia y trajo problemas con el acuerdo de la autorización que extendía la Casa de Cultura. También tuvo una influencia el suceso de la Guerra del Golfo porque el turismo quedó suspendido y perdimos posibilidad de ingresos.

¿Cómo surge la idea de los viajes a las ferias de arte en el interior de Ecuador?

Una vez que mermó el proyecto de la feria Plaza El Ejido, planeamos recorrer el país visitando las ferias para lograr una nueva oportunidad de seguir adelante con nuestro proyecto de producción de obras junto a mis amigos de siempre. Así y todo, siempre volvíamos a El Ejido hasta que cada uno tomó su propio camino.

  • Obra: "El mar rojo" | Autor Rubén Calvopiña | óleo sobre tela | 120x80cm | Disponible USD 3.000


✪ ¿Qué fue de Adalberto Obando?

Él volvió a San Gabriel y se dedicó a la escultura. Hacen esculturas maravillosas en el acto para el cliente. Tallan en diferentes densidades de maderas.

✪ ¡Has tenido que forjar entonces tu propio camino!

Mi estilo era original, por suerte pude seguir con mis abstractos, aunque confieso que no era el que más vendía. Posteriormente, me dediqué a hacer exposiciones en diferentes casas de cultura de Ecuador, y también en galerías de cada una de las ciudades que visitaba.

✪  ¿Fue difícil abrirse paso en el mercado del arte?

Al principio no había mucha apertura en los lugares públicos. Muchas veces, los grupos que consumen arte suelen ser selectos en las galerías y tienen sus reservas a la hora de la divulgación. Por ello, siempre preferí las ferias al aire libre y para todo el público. Me gusta estar con la gente del pueblo. Si bien no es el que más compra, el público directo valora el arte y se toma el tiempo de conversar y preguntar en forma interesada y genuina.

✪ En tu momento de preparación autodidacta ¿Cómo llegabas en forma autodidacta a los grandes pintores de la historia?

Yo compraba libros. Y muchas veces me traían libros desde EEUU y Canadá que aquí no se conseguían. Las plataformas digitales modernas también fueron una gran ventaja. No solo para ver pinturas, sino también para acceder a las exposiciones de museos. Sinceramente, me esforcé mucho para quedar seleccionado en la carrera de Bellas Artes. A pesar del esfuerzo técnico o intelectual, fue muy difícil acceder al requerimiento de materiales que solicitaban. Siempre han sido poco accesibles para economías limitadas. Así que debí abandonar.

✪ ¿Has podido encontrar medios alternativos para la educación del arte?

En la Casa de la Cultura sí me inscribí a talleres. Además, siempre he tenido de amigos a grandes maestros. Ellos me ayudaron mucho. Yo tenía bastantes conocimientos acumulados, pero ellos siempre me ayudaron a mejorar técnica. Uno de ellos fue Galo Duque.

¿Y cómo te enamoraste de la obra de Salvador Dalí?

Dalí no es mi preferido, es mi único favorito y me he dedicado más que a ninguno a estudiar su obra. Me sentí inmediatamente identificado por sus temas de surrealismo. Aquellas ideas locas habían rondado mi cabeza desde que tomé el esfero y la tinta china en mi juventud. Yo salía de este mundo cuando tenía la posibilidad de dibujar.


"Una vez, en una vidriera de tienda, vi una foto de los relojes derretidos.

Entré a comprar la revista y encontré a Dalí en la lista de artistas que conformaban ese fascículo.

'Este señor si es de otro mundo o de otro planeta, como yo´, pensé..."

Rubén Calvopiña


  • Obra: "Brisna" | Autor Rubén Calvopiña | óleo sobre tela | 50x70cm | Disponible USD 2.000


Otro gran influyente fue el pintor Gonzalo Endara Crow. Cuando vi la obra de las montañas y aquel tren volador quedé fascinado. Dalí era un ídolo importado, pero Endara Crow ¡era un ídolo nacional ecuatoriano! Recuerdo que solía poner un huevo gigante en un parque y hacía un tipo de arte diferente. No pude conocerlo personalmente porque yo era muy joven cuando el falleció.

NDR: Gonzalo Endara Crow (Bucay, 17 de mayo de 1936 - Quito, 14 de abril de 1996) fue un pintor y escultor ecuatoriano, Universidad Central del Ecuador, en Quito. Es considerado uno de los pintores latinoamericanos más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Su obra es universal, y ofrece una perspectiva estética de la cultura shuar y su gente. Sus pinturas fueron inspiradas en las montañas que rodean el cantón. Endara Crow adoptó un estilo diferente al principio de su carrera que le acompañó durante toda su vida. La geografía ecuatoriana y los brillantes colores utilizados por los artesanos andinos en su labor fueron sus dos influencias principales que penetraron en su trabajo durante toda su carrera. Su obra más reconocida es "El Tren Volador”.

¿Qué sucesos te han llamado la atención de Gonzalo Endara Crow?

Más que las obras incluso, me sorprendió cuando se supo de su conflicto gremial. En un momento de mucha demanda de sus obras, cometió el error de contratar a algunos de sus talleristas para plasmar en lienzo obras de su idea y estilo que luego eran firmadas como propias. Esos pintores hicieron una huelga en reclamo de un pago que consideraban injusto, y reveló lo que estaba sucediendo. Fue un escándalo, a pesar de ser una práctica que, por ejemplo, realizaba Rubens. Una pena. Pero su obra de primera época me gusta.

  • Obra: "Agresión marina" | Autor Rubén Calvopiña | óleo sobre tela | 40x60cm | Disponible USD 1.600

✪ Tienes en tus obras una línea temática relacionada con las bioformas. ¿Te consideras parte del realismo mágico?

¡Yo pinto insectos y bestias! Un poeta internacional muy reconocido de Esmeraldas, Julio Micolta Cuero, escribió una poesía basada en mis obras. Él, inmediatamente de conocerme, me confió que veía en mi un gran don para expresar a través de mis pinturas. Él, con la humildad de los grandes, es un gran escritor. Me mostró escritos sobre mis obras y los publicó en un diario.

NDR: Abogado de profesión, sus amigos lo definen como un personaje con una alta carga de buen humor. Declamador y poeta, Julio Micolta Cuero es un emblema de la cultura afroesmeraldeña. Le encanta hacer bromas y muchas de ellas las dice en versos. 

✪ En la expo de ÉS Gallery también nos ha maravillado la obra Naturaleza viva, que posee un efecto de movimiento en tonos verdes.

Esa obra es fascinante. En la zoología inventada de mis cuadros no hay límites. Incluso, me ha pasado de dibujar especies imaginadas, que luego descubrí que existían y eran reales en una zona rural con mucha vegetación en Esmeraldas. Se dice que es peligroso porque hay muchas especies de animales selváticos, pero así y todo viví allí durante dos años. Durante el día se observaba una gran variedad de animales, pero lo fantástico era la noche. Los sonidos de la selva en la noche son increíbles, y mucho más cuando uno enciende una linterna.


  • Obra: "Naturaleza viva" | Autor Rubén Calvopiña | óleo sobre tela | 40x50cm | Disponible USD 1.600

Sobre su obra El origen, ha sido una de las más comentadas en la exposición de ÉS Gallery. ¿De qué trata según sus palabras?

Siempre digo que la obra El origen es mi obra maestra. Nunca se venderá y tiene un lugar exclusivo en la cabecera del cuarto de mi madre. Siempre le digo que lo cuide. Ella es su custodio.

Soy un artista que no demora mucho tiempo en hacer los cuadros. Sin embargo, este me llevó dos meses de trabajo. Lo pinté en Cotopaxi, donde he vivido también. Eso me sucede en Ecuador. Cuando viajo me enamoro de las ciudades.

NDR: Cotopaxi es una ciudad en el centro geográfico de Ecuador. Es un lugar de gran atractivo turístico, cuyo protagonista es su volcán homónimo. El Cotopaxi es considerado uno de los volcanes más peligrosos del mundo debido a la frecuencia de sus erupciones, su estilo eruptivo, su relieve, su cobertura glaciar y por la cantidad de poblaciones potencialmente expuestas a sus amenazas.

Esa fue una época de viajes a varios lugares en poco tiempo. Cada cosa que veía o detalle lo fui plasmando en el cuadro. Fue muy elaborado. Mis hermanos me dicen que hago cosas raras. Que porqué no pinto una casa, una montañita…

Entonces la pregunta ya no es en qué te has inspirado para la obra El origen, sino ¿En qué estabas pensado cuando lo hacías?

Fueron muchos momentos de pensar en ese cuadro. Es gracioso porque en ocasiones yo pintaba cuadros por las noches. Cuando mi esposa despertaba le preguntaba si le gustaba. Ella sorprendida me respondía: “¿en qué momento lo pintaste?”

No tenía bastidor para el cuadro porque era muy grande. Había comenzado con la selva, y después me atrapó la idea del origen e los dinosaurios. Cuando lo iba observando, de repente pensé que debía seguir con la historia evolutiva y es por eso que son muchas historias en un solo cuadro. Millones de años, más precisamente…

  • Obra: "El origen" | Autor Rubén Calvopiña | óleo sobre tela | 180x200cm | Disponible USD 10.000

✪ ¿Cómo has logrado abrir mercado para los cuadros que pintas?

Resulta que mi hija es muy fan de mis cuadros y no quiere que los venda. Yo le prometí que voy a pintar mil cuadros sin vender y serán todos para ella. Pero bueno, dejo algunos a disposición de los fans que me escriben desde distintos países. ¡Hay Calvopiña para todos!

Por ello, hago muestras de arte no solo en Latinoamérica, con ÉS Gallery, sino también en otros países del mundo a través de mis hermanos que me representan allí. Hoy en día, también es posible contactarse directo con enlaces como la Revista TP&GO! que abren las puertas infinitas.

También me gusta disponer del trabajo de críticos de arte y periodistas especializados que pueden hacer interpretaciones que a veces, a los artistas, se nos escapan.

✪ Has tenido posibilidad de conocer a personas de todo el mundo. ¿Qué recuerdos nos compartirías de aquellos tiempos en la feria?

He conocido personas que hablaban idiomas que no nos permitían mantener una charla. Sin embargo, el poder del encuentro es una maravilla social. Una vez, una señora de Alemania con la cual no podíamos entablar conversación me pidió cinco cuadros para llevar. Se quedó conmigo todo el tiempo que demoré en hacerlos. Ella estaba de vacaciones, y verme pintar fue parte de su plan de viaje.

También ocurrió de un oriental descubrió que unos paisajes de mis cuadros eran idénticos a paisajes de su pueblo. Se llevó los cuadros para mostrar que en Ecuador tenemos sueños que se parecen a paisajes de la China. Yo los había imaginado, y él estaba fascinado.

✪ ¿Tienes algún desafío pendiente respecto a la temático de tus obras?

Me ha ocurrido que mientras estaba en la feria, armaba fondos con colores y formas que luego formarían parte de la base de la imagen de un cuadro. La gente pasaba y los compraba porque ¡así le gustaban! 

"Mi mayor desafío sería pintar el universo.

Volar por fuera de la estratósfera para ver nacer un planeta o una galaxia.

Es decir, así realmente pintaría cosas de otro mundo. ¡Extraplanetarias!"

Rubén Calvopiña



Premiación de obras de Rubén Calvopiña en Expo Arte+30 Latinoamérica

Invítale un café a Tamara!

  • ATENCIÓN! Además de su pasión por el arte, los autores aquí presentes son amantes del café. Sus propuestas publicadas son ad honorem, pero si te ha gustado su trabajo tienes la opción de invitarlo con un café desde el enlace que encontrarás al final de cada artículo. También, agradecerán que difundas sus trabajos en tus redes sociales o que lo recomiendes para trabajos independientes con artistas que lo necesiten ♥


Invita un café a @tamarabruzoni haciendo click aquí:

Desde Argentina - Mercado Pago - : Click aquí

Desde otro país - Paypal - : Click aquí


Leer artículos sobre arte en TP&GO! Magazine Digital

Evento exclusivo: ETRA EN ADOM | ARTE EN MODA 2022

1° Edición en Buenos Aires

Victor Vaca | Un templario del arte

Entrevista Exclusiva

Cruzada y Museo itinerante BICENTENARIO DE AMÉRICA

Edición Perú - Brasil 2022